Archivo de la etiqueta: Emprendimientos

El sector inmobiliario en 2013

Grupo 1, Grupo 1 Construcciones, arquitectura, diseño, arquitectos, Rosario, Edificios, construcciones, loteos, Gonzalo Espindola,DíadelUrbanismoCrece la oferta para alquilar. El segundo semestre de 2012 fue positivo y esperan crecer aún un poco más durante 2013.

Para el sector inmobiliario este puede llegar a ser un buen año; así lo expresó el titular de la Confederación de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Ceir), Enrique Badaloni, quien señaló que desde la actividad “esperamos que se tome dimensión del impacto que han tenido las medidas cambiarias adoptadas y que vuelvan a tener presente que fue el sector inmobiliario uno de los principales motores de reactivación económica”.

El empresario indicó que aún están “sorprendidos por estas restricciones que claramente se contraponen con la generación de empleo y ahorro”.
Según explicó, hasta que se tomaron esas medidas, el mercado inmobiliario “no sólo estaba muy bien, sino que además tenía perspectivas de que los grandes excedentes del sector agrario y comercial se volcaran una vez más a la construcción. Sin embargo nos encontramos con otra cosa”, aseguró consultado por las expectativas del sector en el corto plazo.

En tanto, Carlos Rovitti, titular de la Cámara de Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros) estimó que 2013 será un año de mayor movimiento. “Entendemos que hay excedentes que provienen del agro, del comercio mayorista y de la industria, que se volcarán a la inversión en ladrillos, teniendo en cuenta que en Rosario, al igual que muchas ciudades del interior del país, está altamente pesificado el mercado inmobiliario, dado que el año pasado cerramos el 80 por ciento de las operatorias en moneda nacional, en contraposición de lo que ocurre en Capital Federal donde sólo el 25 por ciento se maneja en pesos”, explicó.

Especialización

Por su parte, Javier Grandinetti, de la Federación de Inmobiliarias de Argentina, indicó que los cambios introducidos por el gobierno nacional el año pasado aceleraron una tendencia que ya se venía registrando en la región: “Antes el mercado era más homogéneo, pero ahora se está profundizando la especialización”, dijo y acotó que “en líneas generales, tenemos al comprador de bienes para uso habitacional, el inversor que vuelca en ladrillos sus ahorros y a los grandes inversores”.

El planteo fue compartido también por el referente de Ceir, quien reconoció que efectivamente la segmentación existe y se divide entre la comercialización en dólares y la transacción en pesos. “Debemos reconocer que la actividad no está paralizada y sí hay una parte que sigue creciendo —la que responde las unidades nuevas y terrenos— porque ahí el peso se puede colocar. Y por otro lado, es cierto también que puede empezar a haber más unidades en alquiler, lo que genera un efecto involuntario pero positivo para paliar la situación de quienes necesitan alquilar”, dijo en sintonía Badaloni.

Para Rovitti, el mercado también está muy fragmentado en todo en el interior del país y son muchos los productos a ofrecer. Esta división a la que hacen referencia los consultados deja al descubierto que el cepo al dólar y el alto valor del “blue” paralizaron las ventas de inmuebles usados, pero a la vez generaron expectativas entre las constructoras. “Quién puede a través de un ahorro acceder en pesos a una propiedad o quién busca invertir, sin dudas se volcará a nuevas unidades, ya que el mercado en general se pesificó dado que es con la misma moneda con la que se afrontan los gastos de materiales, insumos y mano de obra”, aseguró Grandinetti, además de remarcar que los inmuebles siguen siendo las inversiones más seguras y que logran una renta estable.

Respecto a las unidades usadas, fue gráfico: “Nadie quiere quedarse con los pesos y quien tiene un departamento a la venta intenta obtener dólares.  Ante la imposibilidad, algunos optan por vender en pesos y volcar ese dinero a una unidad nueva y otros volvieron a ofrecerlos en alquiler”, dijo.

En tanto, Rovitti entendió que la operatoria en pesos es sobre las unidades nuevas, salvo aquellos propietarios de unidades usadas que busquen reinvertir su dinero. “Nosotros tenemos que elaborar toda la cadena para que sigan circulando en el mercado inmobiliario”, dijo.

Concordando con lo planteado, Badaloni, más reticente, opinó: “Mientras no se cambien las reglas del juego habrá que insistir con la pesificación, pero esto complica las negociaciones con los tenedores de inmuebles usados porque lógicamente pretenden obtener dólares y actualmente la operatoria más posible es en pesos”, explicó. A su juicio “esto tampoco está mal, porque no significa que nosotros tengamos una actitud reactiva a la moneda nacional, pero cuesta, debido a que el propietario no quiere rendirse ante esta realidad”. Señaló que esto responde también al contexto inflacionario, y por eso “comprendemos que es difícil pensar que alguien se va a desprender de un inmueble para quedarse con los pesos”.

El referente de Ceir también aseguró que al día de hoy volvió a ser rentable alquilar una propiedad, teniendo en cuenta que la valoración del inmueble sigue siendo constante. “Todo el tiempo se confirma que el ladrillo es el refugio más seguro para quién acumuló un dinero a lo largo de toda su vida de trabajo o para aquellos que lo piensan como una jubilación privada propia”, analizó.

La tendencia marca sin dudas que las unidades nuevas y también los loteos, son por estos días los que mantienen su curva ascendente, al menos en Rosario, dado que en Capital Federal la pesificación parece no haber penetrado lo suficiente y los costos que se manejan son visiblemente otros. “En nuestra región se ofrecen departamentos en moneda nacional hasta un precio de 600 mil pesos y la demanda es sostenida. Eso lo podemos asegurar observando la cantidad de permisos de construcción, que claramente se fueron incrementando. Ya cuando hablamos de unidades de alta gama, que superan el millón de pesos, y predominan como bien de uso, la demanda es más volátil”, explicó Grandinetti.

Otro dato que aportó Rovitti, y que coincide también con lo planteado por los otros referentes del sector, es que los emprendimientos más buscados son aquellos que se ponen de moda por alguna razón y justamente por eso tienen mayor demanda. “En Rosario, los más solicitados son aquellos que oscilan costos entre los 300 y 600 mil pesos. Los de alta gama están más complicados, pero eso no significa que no se vendan, sino que responden a un mercado más acotado y en general son destinatarios de uso habitacional”, dijo. No obstante. “También esos emprendimientos están pesificados y se ofrecen en cuotas”, dijo el titular de Cadeiros.

El menú de precios…En cuanto a los costos de los inmuebles, Rovitti aseguró que desde la Cámara de Empresas Inmobiliarias promueven que toda tasación se realice en pesos.

“El tema de hacerlo en dólar y pasarlo a pesos crea un espiral distorsivo en cuanto a los valores. Tenemos que trabajar en tasaciones en relación al valor de reposición de la construcción. De ahí parte el valor natural del inmueble, después tendrá la depreciación según la antigüedad, la ubicación, el estado de conservación, entre otros factores influyentes, pero estamos que todo se haga en pesos”, precisó.
Ahora bien, “estamos teniendo cierta inflación, actualmente se están abriendo paritarias, y lógicamente todo ello se vuelca a los costos y al mercado”, explicó en relación a los costos que tendrán las unidades nuevas en los próximos meses.

Del mismo modo, reconoció que los loteos han crecido mucho en la región y siguen teniendo una proyección muy importante porque son unidades de negocios de menor cuantía. “Quien no dispone para comprar un departamento se inclina al terreno que en un futuro podrá edificar para vivienda propia o para volcar al mercado locativo, que también demanda casas y unidades en countries”.

En cuanto a la posibilidad de absorber la demanda de inversores foráneos, Badaloni aseguró que la plaza se presenta como atractiva. “Eso comenzó a visualizarse en 2011, luego con las medidas adoptadas por el gobierno se generó mucha incertidumbre y dudas que frenó cualquier tipo de negocio inmobiliario. De todos modos, seguimos siendo competitivos porque otras plazas manejan precios mucho más elevados”. A ello, Rovitti indicó que “la pesificación es algo impuesto y tenemos que seguir trabajando con esa modalidad, al menos en el mediano plazo. Nosotros apostamos al crecimiento y el desarrollo porque eso trae aparejado mucho trabajo y que la gente esté mucho mejor.

Obviamente que no estamos como en el año 2011, sino que este período se corresponde más con lo que ocurría en 2010, pero con expectativas de crecimiento” y enseguida añadió que esas perspectivas responden también que el interior del país, y por supuesto Rosario, se haya adaptado más rápidamente a las nuevas reglas cambiarias.

“Los constructores de Capital Federal específicamente tienen pocos terrenos disponibles, lo que eleva el costo de la tierra. Entonces la incidencia que tiene el mercado inmobiliario es del 50 por ciento, mientras que en el interior no llega al 20%. Invertir en Rosario u otra ciudad del interior por el retorno que genera”, aseguró el titular de Cadeiros.

Fuente: La Capital

Grupo 1 Construcciones
San Juan 2595 1º piso
S2000OUG- Rosario
Santa Fe – Argentina

t. (+54 0341) 4266115

w. http://www.grupo1construcciones.com
m. ventas@grupo1construcciones.com

Sumate en Facebook

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Argentina, Noticias