Innovación en la construcción

Grupo 1,Grupo 1 Construcciones,Arquitectura,Diseño,Arquitectos,Rosario,Edificios,Construcciones,Loteos,Gonzalo Espindola,Grupo1 Construcciones,G1 Construcciones,G1,inversión en ladrillos,Invertir en ladrillos5.CONSTRUCCION

Llega a Rosario tecnología que permite ahorrar 30% en costos de construcción. Cuatro jóvenes ingenieros se pusieron en contacto con la empresa norteamericana que lo desarrolla y ahora son partners en la implementación del software en el país. 
¿De qué se trata?
¿cómo funciona?
¿qué otros beneficios tiene?

Lemonade, una empresa de innovación tecnológica formada por los Ing. Bruno y Franco Cooccini titulares de Estudios Integrales y los titulares de la constructora Edilizia, el Ing. Eduardo Gargevcich y el Ing. Nicolás Ruggiero, se convirtió en partner de la
tecnológica estadounidense Autodesk, la principal desarrolladora de la tecnología BIM, reconocida hace unos 5 años en todo el mundo por reducir entre un 20 y un 30% los
costos de una obra en construcción.

Se trata de un nuevo paradigma de trabajo en la industria ya que no sólo se puede utilizar en la construcción sino en todo proceso de fabricación de piezas o productos.

En resumen
A través de un software compuesto de diversos programas se realiza un proyecto equis en una computadora y en esa instancia se decide cada etapa de la obra, desde dónde se van a guardar las máquinas hasta qué día debe entrar el plomero. “Es una metodología de trabajo que permite construir dos veces: una en el estudio y otra en la obra”, explica Ruggiero con todo el entusiasmo de quien sabe que tiene en sus manos un arma revolucionaria.

“Ya veníamos investigando que la construcción estaba cambiando la forma de trabajar en el resto del mundo y nosotros seguíamos igual, así que decidimos presentar un proyecto en Autodesk sin tener siquiera un contacto previo. Les llamó mucho la atención porque les planteamos algo que no sólo iba por el lado comercial sino también de la educación y la difusión de la tecnología entre los profesionales, las empresas, la universidad y el Estado. Se pusieron en contacto con nosotros, empezamos a viajar y vinieron ellos a Rosario y hoy somos partners de Autodesk en Argentina en lo que hace a la educación, capacitación e implementación de BIM”, agregó el ingeniero.

Hoy en casi todo el mundo (inclusive países de Latinoamerica como Chile y Brasil) es impensado trabajar de otra forma, no sólo por el ahorro en costos sino también porque la tecnología ofrece una productividad tres veces superior a la forma “artesanal” con la que se trabaja hoy en Argentina. “ Es muy nuevo en la construcción pero no en otras industrias: por ejemplo a un auto Mercedes Benz le prueban hasta el motor en la computadora y recién después lo mandan a fabricar. Esto es lo mismo pero en los ladrillos, y se puede aplicar para hacer un puente o una simple remodelación de una casa”, amplió Gargevcich.

Inclusive son los propios Estados los que impulsan esta modalidad de trabajo en la obra pública. Es por ello que desde Lemonade ya estuvieron en contacto con funcionarios municipales y provinciales para analizar la manera de empezar a implementarlo. Claro que los tiempos son lentos y ellos lo entienden así. Por ello en una primera instancia la idea es aplicarlo en las universidades. “Ahora estamos armando unos talleres para presentar la tecnología ante los docentes y después se evaluará si se arma alguna cátedra optativa o algún posgrado”, indicaron. Vale aclarar que en el resto del mundo la tecnología BIM ya se da como materia obligatoria en las carreras.

Es que las constructoras se dieron cuenta que ahorraban muchos costos y empezaron a divulgarla hacia los estudios de arquitectos pidiendo trabajar de esta nueva forma, que implica que desde antes que se ponga un pie en la obra, el electricista ya está analizando por donde va a pasar los caños.

“Hoy se empieza con un plano de anteproyecto y después se va sobre la marcha arreglando cosas. Con esta tecnología, de los cuatro años que puede durar una obra desde su concepción hasta la entrega llave en mano, se tarda 3 haciendo el proyecto y uno en la ejecución, mientras que actualmente se trabaja exactamente al revés. En total es la misma cantidad de tiempo pero un problema visto en la computadora son horas de alguien solucionándolo, mientras que un problema en la obra puede llegar a implicar demoliciones, riesgos, costos, muertes, etcétera. Hoy todos los profesionales tenemos una gran irresponsabilidad por como se hacen las cosas y esto viene a cambiar eso”, aseguraron los ingenieros.

“Si tenemos 80% de imprevistos, reducirlo al 10% es un montón de dinero. Teniendo la planificación hecha, si un plomero abandona la obra en la mitad del trabajo, es sólo cambiar figuritas. Sería impensado en otra industria que alguien se ponga a improvisar como se hace hoy en la construcción, con la consecuente pérdida de tiempo, dinero, y
recursos”, finalizaron.

Fuente: Punto Biz

Grupo 1 Construcciones
San Juan 2595 1º piso
S2000OUG- Rosario
Santa Fe – Argentina

t. (+54 0341) 4266115

w. http://www.grupo1construcciones.com
m. ventas@grupo1construcciones.com
FP: Grupo1Construcciones
tw: Grupo1Constr

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arquitectura, Avances tecnológicos en la construcción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s